Noticias

Díaz Ayuso: «Yo no creo que seamos todos iguales»


“La presidenta de la Comunidad de Madrid, como nunca antes la habías visto”, promocionaba el programa Mi casa es la tuya de Telecinco la visita de Isabel Díaz Ayuso al espacio de Bertín Osborne. Los primeros avances de la emisión de este jueves en prime time prometían emociones fuertes y la líder regional no ha defraudado.

En un tono muy distendido (que muchos usuarios han comentado de forma crítica), Díaz Ayuso ha hecho un repaso a su trayectoria vital y política, desde el origen de su activismo —“con ocho años escribí una carta a Felipe González y me respondió”— a sus primeros pasos reales en ese campo —cuando entró a la universidad— y a su definitiva eclosión como figura del momento y centro de todo tipo de polémicas.

Sánchez, Iglesias, Casado, Abascal, la (no) ultraderecha de Vox y la ‘sí’ extrema izquierda de ‘otros’. La Moncloa, la pandemia, el 4-M… y por supuesto ‘la libertad’. Estos han sido algunos de los grandes momentos (y comentarios) que ha dejado Ayuso junto a Bertín Osborne:

¿Mira a La Moncloa?

“Pues no”. “No me veo siendo presidenta del Gobierno. Ya soy lo más bonito que se puede ser, presidente de Madrid, de España, porque Madrid es España”.

Salud o economía en pandemia

“70%-30%. La vida es lo más importante, luego la salud porque es libertad, si estás enfermo no tienes nada, pero en esta pandemia se ha intentado enfrentar salud y economía como si no fuera lo mismo y sí lo es”. 

“Tú con 20 años puedes perder tu trabajo, pero después de toda una vida trabajando, ahorrando, intentando… si con 50-60 años te vas al paro ahí hay presiones, suicidios y otros problemas. No he primado eso, pero antes de hundirlo he sido respetuosa buscando una alternativa a ese cierre”.

Su relación con Pedro Sánchez

“Cuando llegué a presidenta estuve escribiéndole un año. Nunca me recibió y decidió al final ir él a Sol en aquella visita que parecía la ONU lleno de banderas. La reunión la propusieron de Moncloa y yo acepté encantada”.

“La primera hora fue tirante pero luego nos entendimos, aunque no sirvió de nada. No ha habido más que una obsesión constante de arremeter contra Madrid, todos nos han tratado como apestados”. 

“Nos boicoteaban nuestras medidas con otra rueda de prensa a la vez para tapar titulares. Cuando yo salía, salía él para corregirme… Es el peor presidente en el peor momento. En las primeras conferencias de presidentes yo le dije ‘cuenta con mi apoyo’, pero según fue pasando la pandemia fue un despropósito”.

Su relación con Santiago Abascal y Vox

“Vox no es ultraderecha. En algunas cuestiones lo llevan todo a un extremo y hay algunas personas que sí lo son, pero no se puede generalizar. Conozco a Abascal y a otros diputados y no me lo parecen”.

“Vox no es extrema derecha, pero ‘los otros’ sí son extrema izquierda: buscan la destrucción del adversario, la expropiación, la cartilla de racionamiento…”.

Y su relación con Pablo Casado

“Con él me llevo como hermanos, son 17 años ya. Él tiró de mí en un momento, yo de él para otra cosa… Nos hemos ido acompañando hasta que tiene que nombrar candidatos autonómicos y confía en mí. Imagínate”.

Por qué adelantó elecciones

“No había otra opción. Uno no va a elecciones para jugar. Pensé que iba a pasar lo mismo que en Murcia. Que la moción si no es hoy es mañana, pero va a caer, y no quiero que cambie el signo en Madrid sin consultar a la gente y yo veía que la gente no quería cambiar”.

“Decidí que la gente decidiera. Lo hablé con Pablo Casado, que lo de Murcia se podía dar, porque el PSOE es experto en llegar siempre de aquella manera. La legislatura estaba sentenciada. Ciudadanos siempre estaba en contra, siempre en contra y veía que se llevaba muy bien con el PSOE en muchos ayuntamientos”.

El 4-M como ‘punto de inflexión’

“El 4-M es un punto de inflexión, [a Sánchez] le han quitado la careta y le han dicho ‘a ver qué propones’. Creo que va a empezar a costarle según qué decisiones. No todo le va a salir gratis”.

“Hemos visto a Franco volar en helicóptero, hemos visto las cosas más ridículas y no hay una solución para atajar el 40% de paro juvenil. Se le ha caído la careta”.

La repercusión de su éxito ¿y el futuro?

“Al principio no era consciente, pero según pasa, veo que llegan noticias por todo el mundo y empiezo a preocuparme de qué hemos hecho. Antes de las elecciones parecía que faltaba ilusión, pero ahora quiero que esto siga y que la gente vea que si no nos gusta la política que se hace, hay alternativas”.

La libertad y la igualdad

“En mis comienzos no me sentía de izquierdas o derechas, sino libre… Yo no creo que seamos todos iguales”. 

“El Estado tiene que existir y apoyar al que lo necesite, pero no puede colmarlo todo. Esa forma de entender la política no me representa”.

Sus tratos con Cs y Vox para llegar al poder en 2019

“Somos tontos, porque estábamos obligados a entendernos, pero nos dio por ver las diferencias […] Pero yo sabía que iba a salir”.

Su confinamiento aislada en el hotel de Sarasola

“En el primer confinamiento estuve dos meses encerrada en un hotel porque di positivo al comienzo de la pandemia y no quería contagiar a nadie. Luego me montaron una campaña de que si me lo regalaron y yo qué sé… Encima que el pobre hombre (Kike Sarasola) donó hoteles… Yo no sé cuántos kilos cogí ahí sola. Estuve 100 días seguidos de 7 de la mañana a 12 de la noche y encima pagué de más”.

Su receta contra los malos momentos

“Al final me tuve que reivindicar, porque hubo momentos que no veía luz, que todo estaba en contra: mofas, vídeos, editoriales… Cuando había esos días negros, cuando tenía esa sensación de que esto era imposible de sacar, yo me tomaba una cerveza o me echaba a dormir y arreglado”.

Monarquía o República

“No soy monárquica por definición, pero la monarquía a España le sienta bien porque la república no le sienta bien, ha habido dos y… Soy monárquica dentro de España y brindo por el rey. Por los dos (Felipe VI y el emérito)”.

La decisión de la que se siente más orgullosa

“La construcción del Hospital Isabel Zendal”.

La decisión de la que se haya podido arrepentir

“Pienso en las que tomé en marzo, cuando cerré los colegios, por ejemplo, si lo hubiera hecho el 1 de marzo o el 25 de febrero no sé si se hubiera evitado tanto dolor haciéndolo antes”.

Su relación con Cristina Cifuentes

“Ella me aupó, me dio mucha confianza y me hizo subir muchos puestos en la lista y luego llegó Casado”. “Yo durante muchos años era de segunda regional y de repente todo se aceleró”. 

Su relación con los ‘colegas’ y la oposición

Me cae muy bien Javier Lambán (Aragón), tengo buen trato con Vara (Extremadura), con García-Page (Castilla-La Mancha) tengo mis cosas por la gestión del coronavirus, pero tengo buen trato, con Revilla (Cantabria) me llevo bien, es personaje pero no en plan malo, es salao… eso sí, lo de que ‘la bomba vírica’ sobre Madrid… Es que era todos contra Madrid”. 

“Con Gabilondo me llevo bien, pero en la campaña me enfadé muchísimo porque no le reconocía con sus declaraciones. Fui al hospital porque me preocupé, lo hago siempre”.





Source link

Related posts

La jueza archiva la denuncia contra Vox por el cartel de los menores extranjeros no acompañados

admin

La carrera por la vacunación se dispara bajo la amenaza de la cuarta ola

admin

Esperanza Aguirre: «Casado tendría que haber dicho que la presunción de inocencia la tenemos también los del PP»

admin

Leave a Comment